5 motivos por los que los perros deben aprender trucos

tu mascota deberia hacer trucos

Estos trucos no solo se tratan de diversión, también pueden ayudar a que usted y su perro se sientan más cómodos.

Lograr que tu perro haga algunos trucos, como dar la pata o saltar, siempre es divertido. Pero también pueden ser un vehículo para criar a un animal bien equilibrado.

 

  1. Los trucos construyen relaciones

Cuando nos sentamos en el suelo y enseñamos a nuestros cachorros a perseguir un juguete y traerlo de vuelta, estamos entrenando un truco divertido y útil. Tal vez más importante, también estamos participando en uno de los principales comportamientos de vinculación humano-perro-juego! Cuando nos divertimos con nuestros perros, nuestro vínculo crece.

 

  1. La enseñanza de trucos permite al entrenador perfeccionar sus habilidades

Enseñar trucos ayuda a la gente a practicar importantes habilidades de entrenamiento con menos estrés. Es fácil perdonar los errores cuando se enseña un truco sólo para divertirse, como darse la vuelta o jugar a la zarigüeya. Puede aprender de sus errores y luego aplicar lo aprendido a otros comportamientos que pueden ser más críticos en la vida diaria.

 

  1. Los trucos son una gran manera de ayudar a un perro a aprender el juego de entrenamiento

El entrenamiento es esencialmente un juego que jugamos con nuestros perros. El resultado final del juego es ayudarlos a aprender a responder a ciertas señales. Como cualquier juego, el entrenamiento tiene sus propias reglas. Algunas de esas reglas son bastante obvias: el perro necesita prestar atención; la persona necesita mantener la atención del perro; un clic o un sí significa que viene una golosina. Pero algunas son un poco más sutiles: cuando el adiestrador está “dando forma”, el perro puede probar diferentes cosas; cuando el adiestrador juega al juego del señuelo y la recompensa, la nariz del perro debe seguir el trato.

 

  1. Los trucos pueden indicarle al perro que es hora de relajarse y divertirse

Para los perros, el entrenamiento con trucos es a menudo agradable e incluso relajante. El simple hecho de hacer trucos puede cambiar el estado emocional de un perro de tenso a relajado. Puede utilizar las emociones creadas por los trucos en una variedad de situaciones. Por ejemplo, si tiene un perro que está nervioso por las visitas al veterinario, puede practicar trucos mientras espera en el área de recepción y en la sala de examen como una forma de ayudar a su perro a permanecer tranquilo y feliz.

 

  1. Los trucos pueden ser usados para construir habilidades importantes

Los trucos pueden ser la base de otros comportamientos. Por ejemplo, una vez que su perro sepa que apuntar con la mano (golpeando su nariz contra la mano de usted) es divertido y gana recompensas, puede usar ese truco para incitar a otros comportamientos como volver al talón y pararse de un lado a otro.

Estos trucos no solo te harán pasar un buen rato, sino que te pueden ayudar a comunicarte mejor con tu perro.

Deja un comentario